27, chemin des Crêts de Pregny - 1218 Grand-Saconnex

Testimoniar Juntos en Ginebra

La creación de vínculos entre comunidades establecidas y las más nuevas, celebrar en conjunto y mostrar una comunidad de iglesias que viven su diversidad como una riqueza, estos son los objetivos del movimiento Testimoniar Juntos en Ginebra, que reúne a casi un centenar de iglesias y comunidades protestantes con sede en Ginebra.


El Centro John Knox, contribuye con el programa.

Discretas, las iglesias de la migración existen en Ginebra desde los primeros días de la Reforma. Siempre con discreción, tomaron una magnitud diferente en las últimas décadas, a veces reuniendo a cientos de personas de orígenes y situaciones cada vez más diversas. Su número ha aumentado considerablemente, al punto de llevarlas a ocupar un lugar importante en el protestantismo ginebrino de hoy en día. Un movimiento que no es único en Ginebra ya que la Federación de Iglesias Protestantes de Suiza y sus iglesias miembros contaban ya con cuarenta de estas comunidades en Suiza hace veinte años. Se estima que en la actualidad son unas 300.

Al percibir esta tendencia, Lukas Vischer buscó hace unos diez años, conocer todas estas comunidades en Ginebra y establecer relaciones entre ellas. Después de muchos intercambios, la primera celebración conjunta se llevó a cabo en Ginebra en 2003, en la catedral de San Pedro. Otra fue organizada para celebrar el aniversario de la Reforma en Ginebra el domingo de Pentecostés de 2007. Se basó en el tema « Cristo la fuente de la paz », y mostró claramente el rostro multicolor, multicultural del protestantismo en Ginebra. La siguiente repitió en 2010 la exitosa experiencia, con una celebración festiva conjunta el día de ayuno de Ginebra, en el templo de Saint-Gervais. En otras ocasiones, las celebraciones reúnen a las comunidades que comparten un mismo local de culto o que están activas en el mismo barrio, lo que permite a unos y a otros descubrir otra manera de celebrar su fe, de abrirse a las celebraciones a veces muy coloridas y musicales.

Hoy en día el movimiento reúne, en diversos grados, casi un centenar de comunidades de todos los orígenes geográficos y de todas las tendencias del protestantismo, hasta algunas iglesias ortodoxas, junto a la Iglesia Protestante « histórica » de Ginebra, de la que muchos miembros tienen vínculos con el movimiento. La coordinadora del movimiento, Roswitha Golder, pastora emérita de la EPG y de la Iglesia Metodista de América del Sur, identifica tres objetivos de este movimiento: aprender a conocerse, ofrecer cierta coordinación y promover el intercambio y enriquecimiento mutuo.

También merece ser destacado el papel de integración de este movimiento y las comunidades que lo componen. En una ciudad con una gran proporción de extranjeros, estas comunidades juegan un papel central para vencer la soledad y ofrecer apoyo y espacios de referencia. Esto es así para quien desempeña un alto cargo en una empresa u organización internacional, pero es aún más importante para las personas con recursos limitados, tales como las y los solicitantes de asilo o quienes trabajan en el sector doméstico. Testimoniar Juntos en Ginebra amplía este movimiento, al facilitar encuentros más allá del círculo individual, dando vida y calor a la Ginebra internacional, diversa y colorida.

Para ver videos de Testimoniar Juntos en Ginebra, haga clic aquí.